Enero 24, 2021

¿Qué son los Juegos como Servicio?

El modelo de los Juegos como Servicio está cada vez más presente en la industria de los videojuegos. Cada vez son más las empresas que adoptan este modelo de negocio en sus juegos, con títulos en constante evolución que buscan mantener una comunidad activa de usuarios a base de nuevos contenidos y actualizaciones frecuentes.

¿Qué son los Juegos como Servicio?

Los juegos como servicio, o como se conoce en inglés, Games as a Service (GaaS) es un modelo de negocio que se originó hace algunos años en otro tipo de productos de software, como por ejemplo: el correo electrónico, Blogger, WordPress, las herramientas ofimáticas (Microsoft Office 365), las aplicaciones online de Google, también las redes sociales como Facebook o Instagram, entre muchos otros. Su principal característica es que el soporte y los datos del software se alojan, casi en su totalidad, en los servidores online de una compañía y no en el equipo informático del usuario. Es un modelo basado en la nube, por tanto, distinto del tradicional en el que era necesario que el software se descargara íntegramente o principalmente en el equipo del usuario para que pudiera utilizar el mismo. La mejora del alcance de las conexiones de internet a nivel global ha permitido a las empresas crear productos cada vez más flexibles y capaces de ser renovados, casi por completo, con simples actualizaciones o parches online. Ahora bien, este modelo de negocio ha sido trasladado a la industria de los videojuegos. En pocas palabras, un Videojuego como Servicio, es todo aquel producto que pueda recibir un soporte de mejora o expansiones a medio y largo plazo, ofreciendo nuevo contenido para el juego, ya sea de forma gratuita o mediante determinados pagos.

Actualmente, los videojuegos, pese a que como producto siguen siendo la mayor fuente de ingresos para las compañías desarrolladoras, están mostrando, al igual que con el software, una tendencia hacia el servicio. Seamos realistas, los tiempos en los que los títulos, empaquetados en sus cajas, constituían un producto final están terminando, ya que los parches de actualización, los sistemas de micropagos, los DLCs, y las plataformas on-line de pago, han modificado las forma en cómo se viven las experiencias en un videojuego.

Uno de los principales motivos por el cual las compañías de la industria han optado por este tipo de modelo, es que permite mantener una comunidad de jugadores recurrentes a largo plazo, ofreciéndoles mayor contenido en un mismo título, a cambio de suscripciones o determinados pagos. Esto asegura los ingresos constantes para las compañías desarrolladoras y potencia aún más la vida útil de un título. Todo ello cambiará diametralmente las reglas del juego: las ventas en el primer día o el número de reservas del juego, perderán importancia frente al número de usuarios activos a medio plazo o largo plazo, sobretodo en títulos multijugador o con jugabilidad online.

Gráfico: Rentabilidad de EA Games según tipo de ingresos en videojuegos.

La Evolución de los Juegos como Servicio en la industria

Remontándonos a los inicios de este modelo de negocio en los videojuegos, tenemos que recordar que dicha estrategia de contenido frecuente, fue aplicada exitosamente, años atrás, por los MMORPGs, tales como el masivo World of Warcraft, Final Fantasy XIV o The Elder Scrolls, los cuales tenía actualizaciones constantes con nuevos personajes o historias. Más tarde, llegarían los juegos Free To Play, inicialmente con aquellos famosos y parcialmente odiados juegos de Facebook o móviles, como por ejemplo Candy Crush, Flappy Bird, Angry Bird, Farm Ville entre otros, los cuales ofrecían contenido para jugar de forma gratuita hasta cierto punto, para después tener que pagar para continuar jugando. Posteriormente, llegarían los MOBA’s como Dota 2, Smite, League of Legends, los cuales se pueden jugar completamente gratis pero se ofrecen contenidos cosméticos mediante micropagos, con la finalidad de que los jugadores puedan personalizar aún más su experiencia. Recientemente, juegos online como Overwatch, Destiny, GTA V Online, PUBG, Raibow Six Sidge, The Division, junto con muchos otros, han optado por mezclar el pago inicial por la compra del título y agregar micropagos periódicamente en base a contenido descargable o para comprar en sus propias tiendas. Esto no ha evitado generar polémica en muchos jugadores, debido a  que muchos juegos tenían exagerados precios en sus DLC’s o frecuentes micropagos para obtener “Loot Boxes” que exprimen la billetera de los jugadores fanáticos al máximo. Sin mencionar aquellos títulos que cometieron el grave error de presentar opciones de pago para mejorar drásticamente las posibilidades competitivas de un jugador, mejor conocidos como el “Pay To Win”.

Sin embargo, es importante mencionar que el modelo de los Juegos como Servicio, no se limita a los micropagos, ya que hay muchas formas de mejorar la experiencia de los jugadores en un determinado título a largo plazo. Existen algunos casos resaltantes que presentan nuevas opciones mucho más favorables para los usuarios. Tal es el caso de Xbox One, que por un lado, lanzó EA Access en colaboración con Electronic Arts, el cual te permite descargar y jugar a videojuegos como FIFA, NBA, NHL, Battlefield, Titanfall, Need For Speed, Mass Effect o Star Wars Battlefront un año después de su lanzamiento a un coste de 5 dólares por mes. Por otro aparece, Xbox Game Pass, que permite tener acceso a más de 100 juegos de Xbox One y Xbox 360 con 7 nuevos títulos que se añaden al catálogo de forma mensual y al cual se puede acceder mediante una suscripción mensual.

¿Hacia dónde se dirigen los Juegos como Servicios?

La mayoría de los triple A se han convertido en juegos como servicio. Con el tiempo gran parte del mercado acabará adoptando el mismo concepto con el que amortizar sus presupuestos de desarrollo a lo largo del tiempo. Por ello, se debe entender que la fórmula de los videojuegos como servicio irá más allá del solo título con expansiones. Es vital que el jugador vea que bajo este modelo de servicio, una comunidad viva puede retroalimentar el juego para mejorarlo. Ahí reside el éxito que Blizzard puso de manifiesto la pasada década y que a día de hoy se ha constituido como el modelo estándar para los grandes triples A de los últimos años.

Por otro lado, debemos mencionar que existen propuestas relacionadas al modelo de Juegos como Servicios conocidas como los servicios de videojuegos teniendo a exponentes como Utomix, una plataforma online que propone jugar videojuegos sin la necesidad de descargarlos por completo, algo así como el “Netflix de Videojuegos”. En la misma línea se encuentra Gloud, donde el usuario puede acceder a una biblioteca que actualmente cuenta con cerca de 40 videojuegos, y que irá creciendo mes a mes, para disfrutarlos vía streaming. El gran detalle es que no necesario utilizar una consola ni tampoco realizar descargas. La ejecución de los juegos se realiza en servidores que a su vez transmiten el contenido al usuario. Todo sucede en tiempo real y pagando solo una suscripción o membresía. Asimismo, hay noticias que Google tiene planeado desarrollar una plataforma de streaming de videojuegos utilizando el Chromecast o en aplicaciones de consolas. Adicionalmente, PlayStation Now, es también otra plataforma de streaming de juegos antiguos de la consola con el mismo nombre, con el adicional de que este puede jugarse igualmente en PC, con una suscripción mensual. Ahora bien, imagina jugar, probar y terminar decenas de videojuegos en un mes, sin la necesidad de pagar su precio completo en tiendas, que estaría alrededor de los 60 dólares, y disfrutando de la misma experiencia por un pago mensual. No obstante, el streaming de videojuegos todavía está en desarrollo, al menos en el mercado masivo. Proyectos como el de Nvidia, con GeForce Now, demuestran que el potencial es brutal, pero que todavía queda mucho camino por recorrer para hacerlo atractivo hacia el jugador promedio, tanto en precio como en catálogo de juegos, pero muestran cómo el camino a seguir puede romper las barreras del dispositivo para dar importancia al software en la nube. Acabar con la guerra de plataformas, democratizar y simplificar el acceso a los videojuegos.

Resultado de imagen para streaming service games

La respuesta acerca de si la industria de videojuegos se mudará completamente a los juegos como servicio, aún es ambigua, ya que algunos expertos consideran que es un modelo solo para grandes compañías con grandes presupuestos y equipos de desarrollo capaces de soportar dicha forma de comercialización o que las iniciativas de streaming de videojuegos no terminan de gustar al grueso del mercado. Por el contrario, otros aseguran que tarde o temprano todos se unirán al modelo de juegos como servicios, debido a la rentabilidad que estos ofrecen a las compañías y que potencia la extensión de la comunidad de jugadores en un determinado título. Nosotros consideramos que mientras existan aquellos jugadores que prefieran tener juegos con historias finitas pero de gran calidad y desarrolladores independientes que busquen comercializar sus juegos como productos terminados, entonces aún se podrá concebir la idea de que los videojuegos se mantendrán como productos de software, por lo menos en una parte del mercado.

¿Te gusta nuestro contenido? no te olvides de compartirlo y si quieres conocer más acerca de la industria de videojuegos, síguenos en Facebook e Instagram.

2 thoughts on “¿Qué son los Juegos como Servicio?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *